Skip to main content

Paz Esquiva en Colombia

Jaime Daremblum

Hace pocos días, el pueblo colombiano festejó que su gobierno logró concretar un acuerdo de paz con las guerrillas marxistas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Fue una celebración por las ilusiones de mayor tranquilidad en el país tras 52 años de una cruenta guerra que ha deparado el luto a miles de hogares.

En la ceremonia, la atmósfera cubana fue resaltada por la sonriente presencia de Raúl Castro, del brazo con el Estado Mayor de las FARC. Ahí estaba al frente el camarada Timochenko, líder supremo de las guerrillas.

Todo lucía muy prometedor y el acontecimiento fue coronado con la alegría del sufrido pueblo colombiano. Sin embargo, algo no andaba bien. Ciudadanos y analistas colombianos pronto encontraron deficiencias en el arreglo. Por ejemplo, las FARC se comprometieron a desmovilizar menos de 6.000 efectivos, aunque la cifra total de guerrilleros es supuestamente 15.000.

El panorama real se complicaría con la entrega de tierras para que los campesinos en armas retornen a la paz. El peligro más notorio es que las FARC estarían reteniendo terrenos y sus túneles para continuar sus tareas criminales, principalmente drogas y armas. Asimismo, habría un sistema de pago de premios vitalicios a los desmovilizados, quienes, a su vez, se repartirían inmensos territorios (9 millones de hectáreas).

Pero vendrían mas gangas, como puestos fijos en el Congreso no sujetos a los sufragios nacionales, un sistema de tribunales especiales ajenos al sistema judicial colombiano. Y, al final de cuentas, el costo total sería $30.000 millones para la primera etapa de 10 años.

Colombia es un país reconocido por su gente laboriosa, y lo que se planteaba era una carísima hipoteca guindando del cuello de cada ciudadano. Tan atractivo lucía el acuerdo que este lunes, el insurgente ELN (Ejército de Liberación Nacional) abrió conversaciones con el gobierno en Bogotá.

El resultado del plebiscito para aprobar o no el tristemente célebre acuerdo de paz fue adverso por un estrecho margen. La principal figura de la oposición nacional, el expresidente Álvaro Uribe, podría ser un protagonista opositor con grandes méritos para encabezar una junta de notables que se esperaría integre el gobierno para analizar y recomendar los pasos que se establezcan.

Entre tanto, el tiempo permanece en suspenso en la hermana nación que espera señales sobre la ruta que seguirá en definitiva el gobierno. Es una orientación que también aguardan la FARC y el ELN.

Related Articles

A South China Sea Change?

Aparna Pande & Satoru Nagao

As Chinese construction and militarization proceed apace, the United States and its allies are ramping up their activity in the South China Sea...

Continue Reading

Trump Moves Forward with North Korea Negotiations

Michael Pillsbury

On June 2, Michael Pillsbury appeared on Fox News to discuss the North Korea summit, slated to take place as originally planned on June 12...

Watch Now

An Israeli Maritime Strategy Benefits the U.S.

Seth Cropsey

As the opening of the American embassy in Jerusalem plainly shows, the U.S. is going to be more closely linked to Israel including especially its secu...

Continue Reading